El ABC de Marcel Granier – Hombre de ideas, Conductor de Primer Plano, Presidente de RCTV

“Venezuela es el único caso de un país tomado por asalto por una banda de criminales”

El chavismo “no está en función de gobierno sino de acumular riqueza y poder. Un gobierno está para mejorar el país, resolver problemas y situar al país en la escena mundial”. Apunta Marcel Granier que “estos son proyectos personales: y personales de cada uno. Esa manera de Hugo Chávez de practicar el poder en función de su ego. Eso va permeando y cada uno de ellos va asumiendo lo mismo, el estilo”.

Primer Plano lo enseñó a conocer el país. Primer Plano era el programa que conducía en RCTV. Al canal de televisión RCTV lo cerró Hugo Chávez en 2007. De modo que Primer Plano también desapareció. Durante toda una época fue el programa de opinión más importante del país. Marcel Granier apunta que conoció Venezuela porque tuvo que conocer a su gente. A la dirigencia de aquel país que también desapareció. “Preparar un programa significaba investigar sobre el personaje y lo que estaba ocurriendo en el país”, señala. En consecuencia, bien vale una mirada de Granier al pasado y al presente y también al futuro de Venezuela.

En la televisión uno conoce a la gente. Por eso estos gobiernos, los de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, se han negado a las entrevistas. Y es que temen a quedar expuestos.

-¿Cuántos programas Primer Plano hicieron?

­Ochocientos. ­

-¿Ochocientos? ­

Estuvo veinticinco años al aire.

-­¿Y dónde están todos esos programas? ­

Estoy digitalizando. Llevamos más de ciento treinta. La idea es dejarlos en la Red.

–También se puede hacer un libro, transcribir una selección. ­

Sí, el asunto es si hacerlo por temas, personajes o épocas. En eso estamos. ­

-¿Cuál de los programas lo marcó más?

Yo recuerdo el de Jacobo Borges. ­El de Jacobo fue excelente.

– ­¿Y el de Edmundo Chirinos?

­Muy polémico. Hicimos dos. Uno cuando era rector y otro de candidato presidencial. Con Chirinos sentí que era un ser maligno.

¿Entrevistó a todos los candidatos presidenciales? ­

A todos. Y uno podía ver quién tenía más capacidad. En la distancia histórica se ve más claro. Por ejemplo, en la campaña de 1978 destacaba Luis Herrera Campins. Era el que tenía la fortaleza, la empatía con el país. En 1983 era obvio que Jaime Lusinchi. Una campaña que no me tocó cubrir fue la de 1973. Pero uno veía que Lorenzo Fernández era más fuerte. Sin embargo, al ver la película de Carlos Oteiza, CAP2 Intentos, queda claro que Carlos Andrés Pérez llevaba la ventaja. ­

-¿Le gustaba entrevistar? ­

En la televisión uno conoce a la gente. Por eso estos gobiernos, los de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, se han negado a las entrevistas. Y es que temen a quedar expuestos. Se les notaría la poca consistencia. ­

-¿Qué ha significado el apagón de Radio Caracas Televisión? ­

El apagón de la información en Venezuela. Y ello se traduce en un país más desinformado, y también en deterioro. Los gobiernos se deterioran cuando no hay información. Y es que los gobiernos se deterioran no sólo por lo que no hacen sino cuando no hay información, por la falta de información. Por la falta de alertas de los medios.

–Al chavismo no le gusta la información. ­

Ellos no están en función de gobierno sino de acumular riqueza y poder. Un gobierno está para mejorar el país, resolver problemas y situar al país en la escena mundial. ­

-¿El poder por el poder? ­

Estos son proyectos personales: Y personales de cada uno. Esa manera de Hugo Chávez de practicar el poder en función de su ego. Eso va permeando y cada uno de ellos va asumiendo lo mismo, el estilo. ­

-José Vicente Rangel me dijo cuando era Vicepresidente Ejecutivo de la República que quería salvar a RCTV pero que usted no ayudaba, no colaboraba con el equilibrio informativo. ­

Para ellos el equilibrio consistía en que los noticieros no trataran los temas del narcotráfico, la violencia, la inflación. Que Miguel Ángel Rodríguez no entrevistara. Esto les molestaba mucho. La verdad es que el problema no era el equilibrio. Ya lo hemos visto. El tiempo ha enseñado las cosas como son. El tiempo ha demostrado que no aceptan la crítica, el debate, la supervisión. ¿Cuántas investigaciones ha hecho la Contraloría sobre el saqueo? ¿Cuántas investigaciones se han adelantado sobre el tráfico de armas y drogas? Recuerdo la indignación del Gobierno cuando se abordaron las muertes de Mauro Marcano y Edgar Rengifo y se dieron los primeros indicios sobre las vinculaciones del Gobierno con el narcotráfico y la existencia del cartel de los soles. Mira ahora en qué se ha convertido Venezuela. ­

-Usted le dijo a Moisés Naím que el gobierno ofreció comprar RCTV por 600 millones de dólares. ­

El dato está en el expediente del juicio. Se les ofrecieron 600 millones de dólares a los accionistas.

-­¿Cuál era la composición del capital? ­

Peter Bottome tenía poco menos de 50% y el resto un grupo de familias, entre otras la mía.

-¿Quiénes llevaban la propuesta por parte del Gobierno? ­

Jorge Rodríguez y Diosdado Cabello.

 ­-¿Por qué no vendieron? ­

Porque el canal no estaba en venta, y menos a unos bandoleros. Además, esa fue la decisión que de manera unánime acordamos todos los accionistas. ­

-RCTV era la joya de la corona del Grupo1BC.

­Era más que eso. Era la razón de nuestra vida. Peter y yo trabajamos en RCTV por más de cincuenta años. ­

-¿Lo perdió todo Peter Bottome?

­Fue un golpe terrible para Peter. Para mí y para él, un gran golpe.

-­Pero eran 600 millones de dólares.

­Pensamos que valía más cerrado que entregar el nombre al Gobierno.

–En Venevisión decían que ellos serían los últimos en cerrar, de allí su apuesta informativa.

Cada uno tiene derecho a tener su opinión. ­

-¿Es una posición correcta? ­

No soy juez. ­

-También vendieron los dueños de Últimas Noticias y El Universal. ­

Ellos pensaron que el modelo nuestro era malo. Que habíamos perdido un capital importante. Yo sí creo que las marcas han sufrido, tanto en el caso de Últimas Noticias como de El Universal.

-Vendieron bien. ­

Los precios no tienen nada que ver con la realidad. Los medios impresos están en franca declinación por el control del papel y de la información. Además de los precios que se pagaron, no se conocen los compradores ni los precios reales. Es la negación de lo que debe ser el periodismo.

En Venezuela no hubo élites. El gigantismo del Estado las fue opacando. Se fueron desdibujando y cediendo espacio ante la omnipotencia del Estado. El debate de ideas también se fue apagando…

 –O el negocio editorial. Porque ya no quedan editores en Venezuela. ­

Queda Miguel Henrique Otero. Pero es verdad. No hay un Miguel Ángel Capriles Ayala. Era un gran editor. Un gran luchador. Sufrió tantas campañas de descrédito pero demostró con su trayectoria que todos los infundios eran producto de la controversia y no de la realidad. Muchas veces las controversias le acarrearon adversidades empresariales.

 –En Globovisión no rechazaron la oferta. ­

No es difícil rechazar una oferta de esas, si uno piensa qué representa la empresa y qué nos enseñaron los fundadores. ­

-¿Fracasaron las élites en Venezuela? ­

En Venezuela no hubo élites. El gigantismo del Estado las fue opacando. Se fueron desdibujando y cediendo espacio ante la omnipotencia del Estado. El debate de ideas también se fue apagando. El último se dio a raíz de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. De allí en adelante, cuando las ideas republicanas se impusieron, no hubo más debate. El mundo cambia, el mundo está cambiando y nosotros estamos ausentes del debate. Poco a poco esa fuerza republicana, la misma que hizo posible el salto del país, perdió impulso.

–Sin embargo había una propuesta del Grupo Roraima, grupo al cual usted pertenecía. ­

Nuestra propuesta apuntaba hacia el futuro. Es rechazada sin ser sustituida por nada. El alerta de la telenovela Por estas calles es castigado y demonizado pero no atendido. ­

¿En realidad a usted le atrajo involucrarse en un golpe de Estado? ­

Un golpe de Estado es un retroceso. Lo que le ha hecho daño a Venezuela es el militarismo. Y tu pregunta es un buen ejemplo de que cuando uno criticaba y alertaba de fallas, se buscaba esa excusa con el fin de desviar el debate y no buscar soluciones a los problemas que se denunciaban. ­

-Hace diez años, a raíz del cierre de RCTV y de la reforma constitucional que perdió Hugo Chávez, surgió una nueva generación de dirigentes. Parte de ella está al frente de la lucha que hoy libra el país. ¿Cuál es su evaluación? ­

Mi evaluación es positiva. Con la caída de Pérez Jiménez se abre una nueva época. Y con el cierre de RCTV se abre también la lucha en la calle. Estamos en el punto en el que unos grupos agonizantes quieren imponerse sobre los jóvenes. Pero los jóvenes prevalecerán. Estamos en el proceso de surgimiento de un nuevo liderazgo. Los partidos que surgieron en la época de Chávez avanzan sobre los viejos partidos. Y esta es una de las razones para ser optimistas sobre el futuro de Venezuela. ­

– Es otra forma del cambio. ­

Es un parteaguas. Hay una coincidencia entre los últimos años del periodo republicano y estos años de chavismo. Una decadencia marcada por el presidencialismo, el centralismo. Todo esto se ha exacerbado con el chavismo. Y los jóvenes vienen contra todo esto.

-­¿Qué es el chavismo? ­

El chavismo es personalismo con terribles carencias afectivas y de autoestima.

 –¿De verdad lo que dice importa en política? ­

Es determinante en política. El drama familiar es clave. Hay otros determinantes, por supuesto. Sin embargo, en el caso de Chávez creo que su problema de autoestima fue determinante. De hecho, cuando se le derrotaba se humillaba y cuando se sentía con poder se comportaba como un abusador. La forma como Fidel Castro lo iba captando es otro elemento que comprueba el drama. Y la casta que nos gobierna hoy se formó al lado suyo.

–¿Con los mismos vicios?

­Es un proyecto fruto del resentimiento. La actitud ha sido: Ahora les tocaba a ellos. Venezuela es el único caso de un país tomado por asalto. Desde 1992 el proyecto estaba claro. Así funcionan las bandas de criminales. Hay que preguntarse qué falló en la educación militar que produjo todo esto. Hubo un momento en que el poder civil abandonó al poder militar y el resultado es lo que tenemos ahora. –Dice que desde 1992 el proyecto estaba claro pero el país eligió a Chávez en 1998. ­El encontró en el país un ambiente propicio.

–¿El ambiente propicio es una buena excusa? ­

En el mundo hay mucha gente que se siente desubicada, maltratada. Y no podemos olvidar que el país eligió a Chávez en 1998 para un periodo de cinco años. Era lo que estaba en la mente de los votantes. Y ese era el marco legal vigente. En los sectores populares había descontento y la clase media ­la que una vez fue una de las más sólidas de la región­ venía deteriorándose, tanto en las condiciones de vida como en las expectativas de futuro.

­Podemos entender el voto de los sectores populares, ¿pero, qué dice del apoyo de los sectores poderosos?

­En el caso de los sectores más poderosos, el apoyo no fue unánime. Hay quienes apostaron porque podían controlar a Chávez, y se equivocaron. Además, Henrique Salas Römer les resultaba una amenaza a AD y Copei por el éxito que había tenido. La verdad es que mucha gente se equivocó y lo ha reconocido. ­Hay un Primer Plano en el que el ex presidente y senador Carlos Andrés Pérez alerta del peligro de Chávez para la democracia. ­

Sí, Carlos Andrés Pérez lo vio claro.

 

 

 

 

Tomado de KONZAPATA.COM

 
Juan Carlos ZapataNo photo

Artículos relacionados

Top